...
Autor:
Cód.
Páginas:
Reseña

Trabajos sobre las fiestas y celebraciones, las grandes casas chilenas y la historia de las comunicaciones suman temáticas de interés para los niños lectores.

Representado tal como se le vio en 1995 en el videoclip de “Déjate caer”, Álvaro Henríquez aparece dibujado por Rafael Cuevas en la ilustración dedicada a la famosa Yein Fonda. Es una página abierta al azar en el libro “¡Que empiece la fiesta!”, un amplio recorrido por la ruta de celebraciones en Chile: religiosas como La Tirana o el Cuasimodo, isleñas como la Tapati rapanuí, campesinas como la vendimia y desde luego nacionales como las Fiestas Patrias, donde figura el músico del grupo Los Tres.

Con textos de Amparo García, este libro ilustrado integra la nueva partida de títulos informativos de Ediciones SM ($10.900), que arrancó en 2017 con dos volúmenes. Son pequeños lectores y a la vez, ciudadanos en formación.

“La tendencia de los libros infantiles informativos es una realidad. No se trata de ficción, sino de temas de la realidad que permiten a los niños conocer nuevos contenidos que no tienen que ver con el colegio. Es una temática amplia y súper libre”, señala Sergio Tanhuz, de SM. “En Chile estamos viviendo un tiempo fuerte en la formación de ciudadanía. Eso se ve en las calles y también en los libros informativos”, agrega.

La nueva trilogía incluye el libro “Mensaje recibido”, de Mari Ferrer, una dinámica enciclopedia de las comunicaciones, ilustrada por Jorge de La Paz. Allí se explica la evolución de los medios e instrumentos de transmisión de un mensaje, desde el arte rupestre, las señas de humo y los tambores, hasta los siglos de las grandes tecnologías y sus veloces avances para la radio, la televisión, internet y las redes sociales.

El tercer título es “Casas con historia”, de Manuel Peña, ahora en un ámbito del patrimonio local más que de la historia universal, con una selección de fabulosas casonas y palacios de norte a sur, dibujadas por Nicolás Valenzuela.

En sus páginas se redescubre un atlas de magníficas edificaciones, como el Palacio Astoreca del norte salitrero o la Casa Giménez, un arábigo palacio en medio del desierto. También las casas La Chascona y La Sebastiana, de Neruda; la Quinta Rioja y el Palacio Vergara en Viña del Mar o la hacienda El Huique, hasta llegar a los fastuosos palacios puntarenenses Braun Menéndez y Sara Braun, construidos a unos cuantos metros uno de otro en el 1900.

La serie de SM sumará un libro más durante este año y ya prepara otros cinco para 2019.

Fuente: El Mercurio
Autor: Iñigo Díaz