Danièle Ball

Cordes Sur Ciel, Francia. La maravillosa ciudad medieval en la que se inspiró la autora de esta conmovedora historia.